¿ Pandemia de racismo?

Sociedad 07 de junio de 2020 Por Claudia Cepeda
En los últimos días en EEUU y en el mundo se desarrollaron una serie de protestas, saqueos y daños en distintos comercios a lo ancho y largo del país, debido a la muerte de Geord Floyd, a manos de un policía de Minneapolis (Minnesota) acusado de utilizar un billete falso en un comercio. Una muerte injusta.
IMG-20200607-WA0047

Derek Chauvin fue el oficial que utilizó una maniobra de inmovilización que asfixió y terminó con la vida de Floyd.  Este policía, es acusado de ser una persona racista  y que esa condición desencadenó a un crimen de odio, pero lo que no cuentan los medios y que desmoronaría esa hipótesis es que ellos se conocían hace casi 2 décadas y que habían trabajado juntos. Lo que no se conoce, por muchos, es que Chauvin estaba casado con una mujer de descendencia Asiática y hasta el jefe de la policía de Minneapolis es negro.

Entonces, ¿es el racismo el desencadenante del caos que está viviendo Estados Unidos?

Considero que el exceso de autoridad y la violencia por partes de las fuerzas de seguridad, al menos en este caso fue el detonante. Al menos dos de los cuatro policías que detuvieron a Floyd tienen quejas en sus registros oficiales por su mal desempeño, las leyes son muy duras en cualquier delito cometido en ese país, lo que lo lleva a tener más de dos millones de presos en las cárceles.

 La Alcaldesa de Chicago entre otras autoridades dijo “No hay duda que las protestas fueron organizadas”, si analizamos el contexto nacional nos encontramos que es un año electoral y no es pura casualidad. Un grupo presente en los disturbios es ANTIFA recientemente proclamada como una organización terrorista por el presidente Donald Trump, aquellos integrantes golpearon a quienes ponían resistencia y destruyeron negocios de comerciantes. “La destrucción de la propiedad privada no equivale a violencia” dijo Scott Crow, que fue organizador de ANTIFA en una entrevista en la CNN. El FBI interrogo a personas que participaron en protestas y estas admitieron haber recibido dinero de Venezolanos y Cubanos que pagaron viajes a personas a varias ciudades dentro de los Estados Unidos para promover el caos,  una forma de operar que se repite en varios países.

Porque entonces pensar que esto es espontaneo y que no responde a intereses políticos y donde muchos grupos intentan imponer su agenda. Los datos ante una acusación de pandemia de racismo del gobierno de Donald Trump nos dice que:

La población negra representa el 12,1% y el 52,5% de los homicidios en los Estados Unidos (fuente, Departamento de justicia de los Estados Unidos)
Las muertes a manos de policías en el año 2016 es:
Blancos 238 muertes
Negros 123 muertes
Latinos 79 muertes. (fuente, Washington Post y diario El País)
Ese 12,1 % de la comunidad negra comete más del 50% de los homicidios, más del 70 % del tráfico de drogas y hasta 10 veces más robos. Esto no es un prejuicio racial, pero por estos datos que son más propensos a ser perseguidos por la policía, pero bajo ningún punto de vista se justifica una muerte sea por un policía o por un civil.  La misma familia de Floyd califico de “estúpido” al accionar violento de las protestas, el hermano menor de Floyd dijo “La biblia dice: Enójate pero no peques”. Así que es bueno protestar, y queremos continuar las protestas mientras nosotros seguimos pidiendo justicia. Pero necesitamos paz.

Sin lugar a dudas que existe el racismo y hoy al siglo XXI y con tanta historia y antecedentes esto no debería existir. La comunidad negra se vio oprimida por muchas décadas y personas como Lincoln y Martin Luther King fueron fervientes defensores. La distinción solo logra fragmentar más a la sociedad, pero el hecho de recurrir a la violencia para ser escuchados y destruir todo a su paso es algo que no debe ser tolerado, se trata de pedir justicia, no de destrozar un estado.  Además de esconder otros intereses dejan en evidencia que estos grupos son realmente los enemigos de esa comunidad que solo en estas protestas lograron generar más violencia, cientos de personas detenidas, muchas muertes y una sociedad más fragmentada.  ¿Quién les va a devolver todo lo robado y destruido a todos esos comercios y edificios incendiados por todos esos grupos violentos? destruir lo que ha muchas personas toda una vida les costó crear.

El fin no justifica los medios, debemos ser empáticos pero no opacar la verdad y el discernimiento para no dejarnos llevar por las emociones o comernos el cuento de los grandes medios o grupos y que por su influencia seamos parte de ellos.

Escribió  Facundo Cepeda Tadeo Estudiante de Licenciatura de Relaciones Internacionales  

Imagen traducción: no todos los blancos son racistas. No todos los policías son malos. La ignorancia viene en todos los colores

Te puede interesar