La Cumbre: veraneo con estilo propio

Turismo 18 de enero de 2019 Por
Un pueblo de Punilla con personalidad y con marca turística. Ofrece una mixtura entre cultura, tradición e innovaciones.
DATA_ART_2979227

La Cumbre es uno de esos destinos turísticos cordobeses que detentan identidad, una especie de marca propia.

De un pasado rico en relatos de veraneantes célebres y fiestas de la alta sociedad, que la elegía como lugar para pasar largas vacaciones en los veranos, en tiempos en que el turismo era sólo de élites, fue mutando a una actualidad con una demanda mucho más abierta. Pero ha mantenido, de alguna manera, su estilo.

En la vereda de la oficina de Turismo, una estatua de Manuel Mujica Láinez, el escritor de fama internacional que eligió este pueblo para pasar sus últimos años, espera al visitante en un banco bien dispuesto para la lectura o el descanso.

La Cumbre preserva el encanto de su historia, la influencia del legado inglés que llegó junto con el ferrocarril y una gastronomía reconocida como de las más destacadas del corredor de Punilla.

Sobre qué tiene esta localidad que se muestra distinta, ensaya una respuesta Luis Buela, integrante del Ente Mixto de Turismo: “La Cumbre tiene el encanto de lo diferente, el verde que no está tan presente en otras partes de Punilla, y una impronta inglesa que no se encuentra en todos lados”.

Diego Pastorino es dueño de la cervecería artesanal El Búho, una de las más reconocidas de Córdoba. Él asevera que la localidad tiene como uno de sus principales atractivos “un nivel gastronómico que se distingue” entre los destinos serranos cordobeses, “Tenés comidas de todo tipo: regionales, exóticas, clásicas, gourmets, cervecerías artesanales, casas de té. Es un pueblo tranquilo que ofrece a los visitantes una cercanía con lo natural, con muchos senderos para caminatas, ciclismo y deportes alternativos”, destaca.

Otros atractivos singulares son uno de los campos de golf más reconocidos de la provincia y el sitio, a pocos kilómetros, más difundido para la práctica de parapentes y de aladeltas, en Cuchi Corral. Aún para quienes no practiquen esas disciplinas, una visita está entre los “imperdibles”.

Los atelieres de pintores y de escultores están abiertos en cualquier calle de la localidad. Allí, destacados artistas argentinos tienen su lugar de residencia y reciben a los interesados en conocer sus obras. Se suman galerías y museos, como el del reconocido Miguel Ocampo, ya fallecido.

La temporada

El intendente Rubén Ovelar advierte que subsiste el optimismo de cara a una temporada que se presenta en medio de una crisis económica. “Hemos tenido un año complicado, pero las crisis también son oportunidades. Trabajamos con el sector privado en forma coordinada y mejoramos nuestra oferta día tras día. Creemos que será un verano aceptable”, apuntó.

“Hay un turismo que consume cultura e historia, y La Cumbre fue declarado el año pasado como ‘pueblo histórico cultural’, por el Gobierno nacional”, citó el jefe municipal.

Fuente: https://m.lavoz.com.ar/ciudadanos/cumbre-veraneo-con-estilo-propio